Al Sureste de Bolivia, se encuentra el único punto natural brillante que se percibe desde el espacio: El Salar de Uyuni, es el mayor desierto de sal del mundo, siendo un lugar que no puede dejar de visitar. En época de lluvias se convierte en un espejo natural, en este paisaje surreal es difícil separar la tierra del cielo.

También se puede disfrutar de un conjunto de atractivos al recorrer todo el sector, la primera parada es el Cementerio de Trenes, donde descansan las máquinas que cambiaron el mundo y la historia. La Isla Incahuasi, ubicada en el centro del Salar, cuyos habitantes son Cactus gigantescos que alcanzan más de 10 metros de altura y un milenio de antigüedad.

También se puede disfrutar de un conjunto de atractivos al recorrer todo el sector, la primera parada es el cementerio de trenes, donde se puede descansan máquinas que cambiaron el mundo y la historia. La isla Incahuasi, ubicada en el centro del salar, cuyos habitantes son cactus gigantescos que alcanzan más de 10 metros de altura y un milenio de antigüedad.

El Valle de las Rocas: Estas inmensas formaciones rocosas, resistieron la erosión de los vientos, transformándose en diversas esculturas. Una escultura de piedra  imperdible y la más reconocida por los turistas, es el Árbol de Piedra.

 Los paisajes van cambiando de colores y texturas mientras se recorre este atractivo lugar, se  pueden ver especies en su hábitat natural, vicuñas, llamas y todo tipo de aves incluidas tres especies de flamencos que se encuentran protegidas en la gran Laguna Colorada.

 Los paisajes van cambiando de colores y texturas mientras se recorre este atractivo se  pueden ver especies en su hábitat natural, vicuñas, llamas, y todo tipo de aves incluidas 3 especies de flamencos que se encuentran protegidas en la gran laguna colorada.

Los Geisers, chimeneas de humo, recuerdan el poder que alberga el centro de la tierra, un lugar donde la actividad volcánica es constante desde hace miles de años.

Al final del recorrido, se encuentra Laguna Verde, resguardada por el volcán Licancanbur, ubicado en el extremo sur oeste de Bolivia, el cual puede ser escalado por los turistas más osados.

Al final del recorrido se encuentra laguna verde, resguardada por el volcán Licancanbur, ubicado en el extremo sur oeste de Bolivia, el cual puede ser escalado por los turistas más osados.

Viva un reencuentro con la naturaleza, en una extraordinaria aventura, atravesando este enigmático Circuito de Desiertos y Lagunas de Colores, con el confort y hospitalidad que sólo Cristal Samaña ofrece.

Te invitamos a vivir una mágica experiencia

Scroll Up